Buscadoras del Placer

*.* Foro destinado a la Novela Romántica y las noticias del género *.*
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cuento de Halloween

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mongi_87
Preparando la fiesta
Preparando la fiesta
avatar

Mensajes : 14606
Edad : 30
Localización : Buscando a mis bestias
Humor : soy la hostia de maja
Inscripción : 23/10/2013

MensajeTema: Cuento de Halloween Mar Nov 04, 2014 6:06 pm

He pensado que aunque no es gran cosa, si los colgamos aquí le damos movimiento a este post  juju juju


Así que ahí va:

Plof, plof, plof....

Otra noche que iba a pasar volviéndose loca tratando de encontrar qué maldito grifo perdía agua.

- Ufffff!! Maldita casa vieja!!! 

Rezongando se levantó del sofá, envuelta en su fiel manta y se dirigió al grifo de la cocina, no sin antes darle una patada con su dedo meñique del pie a la pata de la pesada mesa que tenía colocada entre el sofá y el mueble de la tele 

- Maldita sea!!! - gritó mientras daba saltitos a la pata coja y se tocaba el dedito del pie.

El grifo de la cocina era el que más cerca tenía, así que debería de tratarse de ese si podía oírlo gotear, pero otra vez, como las noches anteriores, nada, ni una gota, ni siquiera estaba húmeda la boquilla. Cada vez más cabreada se dirigió al cuarto de baño y siguió los mismos pasos, pasó el dedo por la boquilla, apretó bien los grifos del lava-manos, y el de la bañera, pero seguía oyendo el sonido de la gota al golpear el suelo.

No entendía cómo, pero una parte interna le decía que no era agua lo que goteaba, sino algún líquido más espeso. Un escalofrío la recorrió de arriba a abajo, pero decidida como estaba a dormir unas cuantas horas esa noche, no le hizo caso y tras revisar que todas las puertas y ventanas estuvieran cerradas y las persianas bajadas, se fue a su habitación y encendió la tele. Dado que el día anterior apenas pudo dormir, a los pocos minutos de plantar la cabeza en la almohada el sueño ganó la partida.

No fue un sueño plácido, cuando despertó sobresaltada no recordaba exactamente qué es lo que soñó, todo parecía un borrón de movimientos, sólo había sombras y oscuridad, brazos tratando de agarrarla, ella corría y corría, pero siempre lograban alcanzarla. Querían algo de ella, algo que no estaba dispuesta a entregar, la libertad de introducirse en su cuerpo, de vivir a través de ella. Espíritus le susurraba su mente. Desechó esa idea moviendo la cabeza de un lado a otro.

- ¿Qué estamos, en una peli de miedo o qué? - se mofó. 

Se levantó de la cama a trompicones, las carreras nocturnas, aunque fueran en sueños, no le habían sentado bien a su cuerpo poco acostumbrado al ejercicio. Lo primero que hizo al levantarse fue darse una ducha y salir a poner de comer a los gatos salvajes que siempre rondaban por su jardín ya que sabían que allí había comida fácil. Encontró a varios de ellos tumbados tranquilamente con la mirada fija en el pequeño trastero anexo que había en la casa. 

Sin darle mayor importancia, pensando en que probablemente hubieran oído el sonido de unos ratones al moverse, volvió a entrar en casa y se preparó para otro día de trabajo.

El día fue de lo más normal, incluso se podría decir que se le pasó volando gracias a las energías recuperadas en las horas de sueño, aunque dicho sueño no fuera plácido y sí algo agotador. 

De camino a casa se paró en un restaurante de comida rápida, su perdición y se dirigió a casa. Cuando llegó y abrió la puerta del coche, le pareció oír un sonido extraño, como de uñas rascando en una pared de madera, serán los ratones se dijo y se encaminó a su casa, encendió las luces, cerró con llave y fue directa a su sofá, encendió la tele para tener un sonido de fondo mientras cenaba y cuando acabó, se tumbó, tapándose con las manta casi hasta el cuello y continuó leyendo el último libro de una de sus autoras favoritas. 

A los treinta minutos de estar relajadamente leyendo, empezó el sonido de goteo, pero no sólo eso, esta vez parecía que estaban arañando el cristal de una ventana. El miedo trepó por su espalda, el sonido venía de la ventana trasera, la que daba al patio y al trastero medio abandonado. Su casero nunca le dio acceso a esa vieja construcción, no sabía que había dentro pero por el olor, pensó que por lo menos un animal muerto. 

Mirando fijamente al exterior se fijó en que había más gatos rodeando ese viejo trastero, todos con la mirada fija en él. Que extraño pensó, salió con una linterna y puso el oído en la puerta del mismo. 

Plof, plof, plof....

De ahí venía el sonido, debía de haber un grifo goteando dentro del trastero pensó aliviada al darse cuenta de que no se estaba volviendo loca. Tiró de la manilla de la puerta pero ésta no se abrió, lo intentó otra vez con más fuerza, pero la puerta siguió sin ceder. Dio una vuelta al trastero, intentó mirar por las ventanas, pero curiosamente estaban todas tapadas con unas telas tan llenas de polvo que, pensó, debían llevar ahí por lo menos cincuenta años. 

Empujó una ventana y para su sorpresa, ésta cedió, dándole acceso al trastero. Lo primero que hizo fue asomar la cabeza, todo estaba muy oscuro, había muebles viejos cubiertos con sábanas aún más viejas, una alfombra enrollada y tirada en el suelo y varios rincones oscuros en los que no pudo ver absolutamente nada. Tras haber revisado con la mirada todo el trastero se preguntó qué estaba haciendo ahí y lo recordó con un escalofrío, el goteo incesante que curiosamente ahora no se oía. 

- Debo de haberme equivocado de lugar - dijo en voz alta para ella misma y cerró la ventana como pudo.

Dio media vuelta y empezó a alejarse, que extraño, cada vez había más gatos, nunca había visto a tantos en su jardín. Empezó a zigzaguear para no pisarlos y cuando tenía el pomo de la puerta de su cocina en la mano, volvió a oír el sonido

Plof, plof, plof

Se giró inmediatamente con la vista clavada en el trastero, al igual que la veintena de gatos que había desperdigados por su jardín. Con las manos temblorosas se dirigió hacia la ventana que acababa de cerrar, la empujó y la volvió a abrir. Sin asomar la cabeza dentro preguntó 

- ¿Hay alguien ahí? -  como era de esperar, no tuvo respuesta. 

Con algo de miedo volvió a asomar la cabeza, miró en todas las direcciones pero no pudo ver ningún grifo. Pensó que lo más sensato sería hablar con su casero y que él mismo pasara por allí para revisar la habitación, pero no podía pasar otra noche igual, con ese sonido tan molesto de goteo, así que entró en su casa a por una silla y se coló por la ventana. 

Una vez dentro del trastero notó que hacía mucho frío a pesar de estar a mediados de Octubre, incluso salían nubes de vaho de su boca. Empezó a buscar el maldito grifo paseando la mirada por todas las paredes mal iluminadas de esa pequeña habitación. Dejó para el final la esquina más alejada, ya que estaba completamente a oscuras y parecía que el frío procedía de ese rincón. Cuando, tras revisar todas las demás paredes sin encontrar el grifo goteante, no le quedó más remedio que dirigirse a la esquina oscura, no pudo evitar que todos los pelos de su cuerpo se erizaran, había algo que la aterrorizaba, pero no sabía qué era. 

Se agachó para ver si conseguía ver el grifo, pero lo único que vio fueron unos ojos amarillos, una mirada que la dejó helada por la locura que podía ver en ella. Una mano, o lo que parecía una mano, la agarró de la muñeca, se levantó de golpe y se dirigió directa a la puerta, trato de abrirla con todas sus ganas, con toda la fuerza que le proporcionaba el miedo, pero aun así no pudo. Esa cosa se estaba moviendo entre las sombras, se acercaba a ella, así que se dirigió sin pensarlo a la venta y saltó a través de ella. 

Corrió a través del patio y a pesar del miedo, se fijó en que ya no había ningún gato, se encerró en casa, no podía parar de llorar, no sabía que había sido eso, qué clase de criatura habitaba ahí dentro, de lo que sí estaba segura era de que ya no era humana. 

Tras un buen momento, consiguió levantarse del suelo y se dirigió al baño, segura de que una buena ducha caliente la ayudaría a calmarse. Estuvo debajo del chorro un buen rato y luego salió cubierta con su albornoz y una toalla en el pelo. No le gustaba el silencio que había en la casa, así que encendió la tele y se dispuso a preparar su cena, las manos le temblaban, no podía parar de pensar en lo que le había sucedido dentro de ese trastero y le entraban ganas de llorar sólo de pensar que tenía que volver a acercarse para cerrar la maldita ventana. Quería darse de cabezazos por entrar ahí dentro. 

Cuando terminó de cenar y limpió los pocos platos sucios que había, se asomó por la ventana y miró el patio, seguía sin haber un sólo gato, cosa extraña puesto que siempre había uno o dos como mínimo. Estuvo debatiendo consigo misma si ir o no a cerrar la ventana o bien esperar al día siguiente, con luz las cosas son muy diferentes, pero no pudo soportar el pensar que esa criatura podría salir por la misma ventana que ella, así que una vez tomada la decisión, se armó de valor y de algo más, puesto que no iba a salir con las manos vacías, y se dirigió al trastero con su bate de hierro. 

Se quedó petrificada ante la visión, no sólo la ventana seguía abierta, sino también la puerta, esa puerta que ella intentó abrir con todas sus fuerzas y no fue capaz. Esa puerta no estaba abierta antes ¿cómo lo podía estar ahora? Volvió a entrar corriendo en su casa y cerró la puerta, definitivamente no iba a cerrarlas ahora, esperaría a mañana. 

Tras pasar un rato en el sofá tratando de relajarse y olvidar todo lo sucedido se puso a leer, la lectura siempre la relajaba, y así era hasta que empezó a oír otra vez el sonido goteante. 

Plof, plof, plof....

Pero lo que le heló la sangre es que esta vez estaba completamente segura de que el sonido venía de su casa, parecía venir del piso de arriba. Muerta de miedo se dirigió arriba, iba encendiendo todas las luces a su paso, no paraba de temblar, no conseguía tener un buen agarre del bate. Cuando llegó al piso de arriba, pulsó el interruptor de la luz del pasillo, no se encendió, volvió a intentarlo puesto que esa misma tarde había encendido esa luz y sabía que funcionaba, tuvo el mismo resultado, un pasillo oscuro y lleno de sombras que parecían moverse. Cuando se encaminó por él, vio algo al final del mismo, parecía que había una mujer en pie y con la mirada baja, no pudo evitar jadear por la impresión, lo que llamó la atención de su no deseada visitante. 

Era una mujer de entre veinticinco y treinta años, su larga melena negra estaba enmarañada y sucia, cubría parcialmente su cara, pero no esos ojos que recordaría el resto de su vida, aunque fueron sus manos lo que más miedo le produjeron, goteaban sangre, reconoció al momento el sonido de goteo. 

Un pestañeo después y el pasillo estaba completamente vacío, sin saber si lo que había visto era a causa del estrés pasado en el trastero o sí de verdad había visto a una mujer en su casa, avanzó por el pasillo aún oscuro en dirección a su dormitorio. Miró el suelo donde esa extraña mujer supuestamente había estado, pero no había ninguna muestra de ello, estaba limpio y seco. Encendió la luz y miró por todas partes, debajo de la cama, en el armario e incluso algunos cajones por ridículo que pareciera, a estas alturas ya no se fiaba de nada. pero la habitación estaba vacía - a excepción de su presencia - y silenciosa. 

Apagó la luz y se dirigió al baño, dejó el bate apoyado en el marco de la puerta, entró, abrió el grifo y se mojó la cara con agua fresca, estaba teniendo alucinaciones pensó, se puso de pie y se miró en el espejo, no tenía un aspecto muy demacrado, no estaba exhausta como otros días, así que no creía que un pequeño susto pudiera hacerla alucinar de esta manera.

La luz del baño parpadeó y lo hizo otra vez, pero esta vez no volvió a encenderse, cuando volvió la mirada hacía su reflejo en el espejo descubrió que esa mujer estaba detrás de ella, se arañaba la cara sacando su propia sangre, gritando dentro de su mente. Su grito pareció un eco del de ella y salió de su garganta casi desgarrándola, terror puro en sus venas. Salió corriendo del cuarto de baño se fue directamente a la planta baja, cogió su bolso y las llaves y salió de la casa. Mientras corría por la calle tratando de coger su teléfono móvil, no podía evitar las lágrimas que le caían por las mejillas ¿porqué a ella? ¿Que había hecho? ¿Al abrir ese trastero había liberado algo maligno? ¿La seguiría o se quedaría en la casa? Muchas preguntas sin respuesta rondaban por su cabeza. Una vez consiguió encontrar el teléfono llamó rápidamente a un taxy y quedó con él en un bar 24h que tenía un parking bien iluminado. 

Esa noche la pasaría en un hotel, sabía que tenía que volver a su casa, pero no quería hacerlo, no quería volver a estar cerca de esa casa, estar cerca de esa mujer con la locura impresa en la mirada. Tomó la decisión de mudarse, contrató a una empresa y fue con ellos para recoger todas sus pertenencias, ella no era la propietaria de la casa, era libre de moverse, irse a otra o incluso a otro pueblo, eso la tranquilizó y pudo dormir algo - no sin pesadillas -, esa noche. 

Acabó viviendo en el pueblo vecino, en una encantadora casita de una planta con un bonito jardín, estaba incluso más cerca de su trabajo así que todo eran ventajas. Después de tomar su tazón de cereales, lavó el cuenco y se fue a la cama con su libro, se tumbó en la cama y se tapó ya que empezaba a refrescar y parecía que iba a haber tormenta, así que cuando se fue la luz en toda la casa no le dio mayor importancia, no hasta que escuchó un sonido

Plof, plof, plof

FIN

______________________________________________________

Ryo & Barrons &Lor & Rehvenge & Aleksei & Maksimilian
Volver arriba Ir abajo
joannak
Balbuceando
Balbuceando
avatar

Mensajes : 42
Inscripción : 18/11/2012

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 1:23 pm

Me gusto Mongi
¿es la primera vez que escribís?
Volver arriba Ir abajo
Mongi_87
Preparando la fiesta
Preparando la fiesta
avatar

Mensajes : 14606
Edad : 30
Localización : Buscando a mis bestias
Humor : soy la hostia de maja
Inscripción : 23/10/2013

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 1:26 pm

Hola Joa!!!

Sí, es la primera vez, si no tenemos en cuenta los cuentos que nos pedían en el colegio  Risa Risa Risa Risa 

Hicimos unos cuentos la noche de halloween  a6 a6 te tendrías que haber apuntado  yupi yupi yupi vamos a hacer otro para Navidad  yupi yupi

______________________________________________________

Ryo & Barrons &Lor & Rehvenge & Aleksei & Maksimilian
Volver arriba Ir abajo
Reina Negra
Buscadora Jefa
Buscadora Jefa
avatar

Femenino Mensajes : 11640
Edad : 30
Localización : Quien sabe??
Empleo /Ocio : Intentar sobrevivir!!
Humor : Serio. No, gracioso, o era serio?
Inscripción : 18/08/2010

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 5:08 pm

tengo que colgar los míos  juju juju




ve ensayando para navidad Mongi... que de esta haces un libro  yupi yupi

______________________________________________________

Un camino de rosas siempre tiene espinas 

a6 babas  Chris Merit - Greyden Kane - Luc Traverson - Talon de los Morigantes - Will Sumner - Wynthrope Ryland  ducha
Volver arriba Ir abajo
http://lacriticonadelared.blogspot.com.es/
Mongi_87
Preparando la fiesta
Preparando la fiesta
avatar

Mensajes : 14606
Edad : 30
Localización : Buscando a mis bestias
Humor : soy la hostia de maja
Inscripción : 23/10/2013

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 5:13 pm

Risa Risa Risa Risa Risa Risa Risa  sí, un librino de esos pero en times new roman 12  Risa Risa Risa Risa

______________________________________________________

Ryo & Barrons &Lor & Rehvenge & Aleksei & Maksimilian
Volver arriba Ir abajo
Reina Negra
Buscadora Jefa
Buscadora Jefa
avatar

Femenino Mensajes : 11640
Edad : 30
Localización : Quien sabe??
Empleo /Ocio : Intentar sobrevivir!!
Humor : Serio. No, gracioso, o era serio?
Inscripción : 18/08/2010

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 6:05 pm

Risa Risa Risa Risa



y a doble espacio  gafas Risa Risa Risa

______________________________________________________

Un camino de rosas siempre tiene espinas 

a6 babas  Chris Merit - Greyden Kane - Luc Traverson - Talon de los Morigantes - Will Sumner - Wynthrope Ryland  ducha
Volver arriba Ir abajo
http://lacriticonadelared.blogspot.com.es/
Mongi_87
Preparando la fiesta
Preparando la fiesta
avatar

Mensajes : 14606
Edad : 30
Localización : Buscando a mis bestias
Humor : soy la hostia de maja
Inscripción : 23/10/2013

MensajeTema: Re: Cuento de Halloween Miér Nov 05, 2014 6:43 pm


______________________________________________________

Ryo & Barrons &Lor & Rehvenge & Aleksei & Maksimilian
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cuento de Halloween

Volver arriba Ir abajo
 

Cuento de Halloween

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Buscadoras del Placer :: Autoras :: Creaciones-